Derechos y Obligaciones en el momento de renovar o al contratar tu nuevo seguro.

La decisión de no renovar un seguro, ya sea porque se ha decidido contratar una póliza mejor con una ampliación de las condiciones en otra compañía o por cualquier otra circunstancia, el asegurado tiene la obligación de comunicarlo a la compañía con dos meses de antelación. La Ley de contrato de Seguro así lo hace saber en el artículo 22: “Las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de dos meses de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso”.  La nueva Ley 20/2015 de 14 de julio reduce éste plazo a un mes para el Tomador de la póliza y mantiene los dos meses para la Aseguradora a partir del 2016 en concreto el 1 de enero.

La devolución del recibo en la entidad bancaria como forma de dar de baja el seguro correspondiente, es un error que comenten muchas personas. La devolución no se entiende como una declaración de no renovación, por lo tanto es conveniente que el asegurado esté al tanto de la fecha de vencimiento para poder cursar la baja de la póliza con antelación si así lo deseara. La reclamación del recibo por vía judicial a través de un proceso monitorio es sencillo, económico y exitoso para la compañía de seguros, que obtiene una prima sin asumir riesgo alguno porque transcurridos 30 días desde el vencimiento de la póliza la cobertura queda en suspenso.

Las compañías aseguradoras por su parte están obligadas igualmente a la comunicación al asegurado, si cambian alguna de las condiciones, pero si todo sigue igual se renovaría automáticamente a no ser que el asegurado indique lo contrario en el plazo fijado en la legislación vigente. Salvo excepciones los contratos de seguro se formalizan con cláusulas de renovación tácita.

Situaciones en las que es posible anular el seguro sin el citado preaviso de la compañía aseguradora:

  • Si la compañía aseguradora modifica el precio o las coberturas de la póliza: el asegurado tendrá 15 días desde la recepción del cambio para aceptar o rechazar la nueva propuesta.
  • Si la compañía aseguradora reduce las coberturas del riesgo asegurado: el Tomador del seguro podrá oponerse a la renovación en el plazo de 15 días siguientes si no acepta los nuevos cambios propuestos por la compañía de seguros.

Cuando se contrata el seguro por primera vez, de forma no presencial, online: en este tipo de contratación hay un plazo de 14 días naturales para desistir en el caso de arrepentimiento, sin necesidad de justificar los motivos. Estas compras son impulsivas y conviene leerse la póliza con mucho detenimiento para estar seguro de la decisión tomada.

Los Seguros de Vida, se benefician de otra peculiaridad y es que el asegurado puede rescindir el mismo en los 30 días siguientes a su contratación cuando se contrate para un periodo superior a seis meses. Además gozan de una característica propia que es la cláusula de indisputabilidad, recogida en el artículo 89 de la Ley 50/1980 de contrato de seguro, según la cual la Compañía de Seguros no puede impugnar el contrato de seguro una vez transcurrido el plazo de un año desde la fecha de la conclusión, a no ser que el asegurado haya actuado con dolo y haya intentado, deliberadamente y a sabiendas, estafar al seguro.

¿Y cuál sería la forma fehaciente de comunicar nuestro deseo de no renovación? Podemos presentar un escrito a la Compañía de Seguros o enviar un telegrama o burofax a la sede social de la compañía comunicando lo siguiente:

  • Los datos del tomador.
  • El número de la póliza.
  • La indicación de la cancelación de la póliza una vez vencida.
  • Entregar un escrito y fotocopia del DNI en una oficina/agencia de la aseguradora, en cuyo caso se conservará una copia con sello de entrada.
Publicaciones Recientes
Contacta con nosotros

¿No puedes resolverlo ? Cambia de texto.

EMPIEZA A ESCRIBIR Y PRESIONA ENTER PARA BUSCAR